19 de septiembre de 2019, dos años del sismo de 7.1 grados que sacudió a México

19 de septiembre de 2019, dos años del sismo de 7.1 grados que sacudió a México

septiembre 19, 2019 0 Por Redacción

¡Únete a nuestro canal de Telegram y entérate antes que nadie de las noticias más destacadas!

Me quiero unir al canal
Invertirás 3 minutos de lectura

La Paz, Baja California Sur.- En el marco del segundo aniversario dela sismo de 7.1 de magnitud, que causó cuantiosos daños en varias ciudades del país, incluyendo Ciudad de México, el representante Continental en América del Consejo Mundial de Ingenieros Civiles, Tito Guillermo Fenech Cardoza, advirtió que, “casualmente, ese mismo día pero 32 años antes otro terremoto, fuera la tragedia moderna más devastadora que la República Mexicana ha enfrentado».

Resultado de ello, expresó, “se modificó muchos de los aspectos de la vida cotidiana de la Ciudad de México, se creó una cultura de protección civil y los códigos de construcción sufrieron la mayor de las modificaciones hasta entonces no aplicadas, se instaló un sistema de alerta temprana conocida coloquialmente como “la alerta sísmica”, dijo.

Tito Fenech, reitero, que gracias a esa cultura preventiva, que se ha implementado en centros de trabajo, escuelas y en la propia vía pública, es que la reacción fue mucho más rápida y eficiente, sin embargo, aclaró, también dejo entre ver algunos puntos débiles.

En este sentido, subrayó que Cuando pensamos en un sismo por mucho el primer problema que se nos viene a la mente es el colapso de edificios, “y claro, es lo más preocupante que nos pueda ocurrir durante un fenómeno de este tipo, sin embargo también se derivan problemas de otra naturaleza, desde fallas en las instalaciones produciendo escapes de gas que provocan incendios y explosiones, hasta consecuencias naturales como los tsunamis, o en el peor de los casos consecuencias sociales adversas como los saqueos ocurridos en Chile en 2010”, comentó.

El Ingeniero Civil, sentenció que Baja California Sur (BCS), específicamente en Cabo San Lucas, este problema es muy recurrente y conocido, “donde a falta de una autoridad local competente para actuar ante los ataques de estos fenómenos, perdió la ciudad por algunas horas después de la llegada del huracán Odile en septiembre de 2014”.

Asimismo, el representante Continental en América del Consejo Mundial de Ingenieros Civiles, indicó que Los códigos de construcción de la Ciudad de México han sufrido una evolución desde 1985, y se ha puesto especial cuidado en el tema sísmico. Durante ese mismo tiempo han sido copiados al resto del país, en algunas ocasiones tal cual se expiden en la capital, explicó,  en otras adaptando a condiciones locales y en otras más haciendo una mala copia de estos. “Sin duda alguna estas regulaciones han aportado para bien muchos cambios que sin ellos las consecuencias del 2017 se hubieran multiplicado, sin embargo también ha quedado claro que no se han aplicado en el 100% de los casos”.

Recalcó, que el principal tema que ataca el sector de la construcción es, sin duda la corrupción. El 15 de diciembre de 2017, casi 3 meses después del sismo, dijo, “se publica en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México una actualización al Reglamento de Construcciones y a las Normas Técnicas Complementarias tanto de análisis como de diseño, aportando importantes cambios en el análisis sísmico pero además incorporando nuevas figuras de peritos, tal es el caso de la separación de los Corresponsables Estructurales en nivel 1 y 2 así como la creación de los Especialistas Auxiliares y un Consejo Técnico que se convierte en el grupo asesor del gobierno en este tema. De igual manera se crea una nueva NTC, la Norma Técnica Complementaria para la  Revisión de la Seguridad Estructural de las Edificaciones (NTC-RSEE)”.

Fenech Cardoza, sostuvo que a raíz de ello, se profesionalizan los dictámenes estructurales y se regulan los contratos de servicios profesionales para estos trabajos. Además se regula el otorgamiento de registro como perito en estas áreas a través de una revisión más detallada y la defensa de un examen. Mientras tanto en la mayoría del resto del país es por demás laxa la obtención de un registro como perito de construcción, ya sea como Director Responsable de Obra o como Corresponsable de Obra.

Argumentó, que “es importante mantener esos códigos actualizados, acorde a las nuevas condiciones urbanas, tomando en cuenta el cambio climático, y siendo más responsables en el otorgamiento de los registros a los peritos encargados de la revisión de las construcciones”, concluyó.