fbpx
BCS

Aislamiento voluntario cobra sus primeras víctimas; salud mental recibió más de 350 llamadas

La Paz, Baja California Sur.- Tras varios días de permanecer en aislamiento voluntario en todo el territorio sudcaliforniano, las unidades de salud mental han atendido más de 350 consultas telefónicas al enfrentar a personas que desarrollaron algún trastorno emocional durante la contingencia que el Coronavirus ha generado en el estado.

La Secretaría de Salud reveló que la Red Estatal de Salud Mental han dado respuesta a poco más de 130 solicitudes de atención por ansiedad o temor; 120 por conflictos familiares; alrededor de 70 por depresión y 30 más por adicciones.

En este sentido, el titular de la dependencia, Víctor George Flores explicó la importancia de hacer frente al reto psicológico que representa el distanciamiento social al que se enfrentan, principalmente, los niños y jóvenes de los cinco municipios por mantener la sana distancia recomendada durante la declaratoria de pandemia.

“Este modelo de atención a distancia fue implementado por la administración estatal con el objetivo de garantizar el apoyo psicológico para pacientes que ya enfrentaban alguna patología mental antes de que se declarara la pandemia, pero también a personas que desarrollaron alguna alteración emocional ante esta circunstancia”, indicó.

“Tenemos que hacer frente al reto que representa del nuevo coronavirus; las nueve instituciones que conforman la Red Estatal de Salud Mental (RESMA) integraron este esquema de terapia a distancia para atender las más de 350 llamadas recibidas”, agregó el funcionario.

Esta estrategia, declaró, se efectúa con la participación comprometida y responsable de los especialistas en psicología de los seis centros de atención primaria en adicciones (CAPA) del estado, ubicados en Cabo San Lucas, La Paz, Ciudad Constitución, Loreto, Santa Rosalía y Guerrero Negro, así como de las unidades médicas especializadas (UNEME) en Salud Mental de San José del Cabo y La Paz.

Además, aseguró, el modelo se complementa con la participación del personal que labora en el programa “Línea de la esperanza”, que a través del número de emergencia 911, atiende crisis emocionales por comportamiento suicida.

Finalmente, el funcionario estatal señaló que después de recibir las llamadas, los especialistas hacen una evaluación del paciente y realizan recomendaciones para fortalecer el cuidado integral de su salud mental, como reconocer y externar sus emociones, cuidar hábitos de sueño, adoptar rutinas sanas en el resguardo domiciliario y evitar la sobreexposición informativa, en especial de contenidos alarmistas.

Redacción

Equipo editorial de El Centinela. Ponte en contacto por Whatsapp: al 612-102-3738 o por correo: redaccion@elcentinelabcs.com y contacto@elcentinelabcs.com.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button