ARGUMENTOS. COMPLICIDADES PARTE I.

septiembre 3, 2015 0 Por Pablo Diestro
Invertirás 3 minutos de lectura
Complicidades parte I
  • Las negociaciones de “arriba”

(al priismo de BCS)

Para los priistas de Baja California Sur será sumamente difícil entrar al terreno del triunfo electoral cuando la misma dirigencia nacional del tricolor se apresta a la negociación con la izquierda o con la derecha como aconteció en el proceso electoral reciente.

Más aún si, gozando de la autoridad presidencial que tiene el partido de “las mayorías”, ésta define, apoya y da poder a quien pueda negociar con su partido, el PRI.
Es difícil, complicado, mas no imposible.
El trabajo político-electoral, la promoción del voto, con los operadores políticos, los convencidos, los enlistados, las casas amigas, la tarea el día antes y el día de la elección, etcétera, todo es terrible si no se cuenta con el apoyo suficiente para lograrlo.
El apoyo económico, en logística, alimentos, combustible y demás.
Y si la autoridad electoral juega un papel parcial, como en el caso local del Instituto Estatal Electoral, del Tribunal Estatal Electoral y del propio Instituto Nacional Electoral, el trabajo realizado se viene al suelo de manera estrepitosa.
No hay quien lo detenga.
La decisión de un presidencialismo priista con la instrucción hacia un comité ejecutivo nacional del tricolor destruye toda labor realizada desde el mismo seccional hasta sectores y organizaciones, las adherentes y filiales, y demás que se suman a los candidatos del PRI y a su coalición.
Baja California Sur vivió un proceso histórico donde por vez primera el partido en el poder del Estado, se lleva casi carro completo desde la gubernatura, hasta los 5 ayuntamientos y congreso local.
Sorpresiva la victoria para algunos, asegurada y sin problemas para otros, pero con la venia de quienes mandan en el país y, por supuesto, en BCS.
Con ese apoyo indudable sería el triunfo.
Ceder Querétaro y Baja California Sur; negociarlo por Sonora y sostener o mantener Colima, pudo haber sido la estrategia presidencial priista.
Lo que sí es claro para los priístas de Baja California Sur, es que no son importantes para el comité ejecutivo nacional ni para el presidente Peña.
Al comité ejecutivo nacional, al CEN del PRI, no le interesa la media península y no le interesó jamás, por más de uno y otro discurso que expresaron lo contrario, en voz de su dirigencia nacional.
La negociaron otra vez.
Si a eso le agregamos la fortaleza de candidatos blanquiazules, ya identificados con la gente, con más de un año de trabajo, en acercamiento y precampaña política, con el plus de la complicidad priista negociado “arriba”, el objetivo se cumple.
Aunado, también por supuesto, el ejercicio adverso, totalmente en contra, de quienes aspiraron a la gubernatura priista.
Y ante la fiesta en los actos, eventos y en la calle que protagonizaron y disfrutaron los priistas, la mayoría con olor a triunfo, el desdén y desinterés del CEN destrozó aspiraciones, sentimientos y el ánimo de quienes tenían la esperanza de una victoria electoral.
Se jugó con eso.
Queda la impotencia de una desinformación. Del ¿qué pasó? Y nadie aclara nada. Del juego perverso e imposible de las denuncias, demandas y demás recursos interpuestos ante tribunales electorales.
De que le jugaron “sucio”, otra vez, al priismo sudcaliforniano: allá, en el centro —Peña, Camacho y compañía— y aquí —los que sabían y siguieron el juego: Isaías, Esthela y Barroso—.
Quedan sus liderazgos faltos de crediblidad para el priista genuino, el de “hueso colorado”.
De mis notas:
El sábado en la Alianza Francesa de La Paz, se clausuró la exposición “el Servilletario”, de Jesús Flores Romero, regidor electo de Los Cabos… Patricia Ramírez, Joel Vargas y Amadeo Murillo, en acuerdos para definir la coordinación de lo que será la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso Local… La diputada local electa Norma Peña Rodríguez, en capacitación, previa a los trabajos legislativos hacia la XIV Legislatura… ¡Saludos cordiales!.
Todos los comentarios, opiniones e imágenes expresados en los artículos colaborativos para El Centinela son Responsabilidad Exclusiva de sus autores, por lo que no necesariamente reflejan el punto de vista de El Centinela ni de sus editores.