Cómo Vamos La Paz optimista por desplastificación; BCS puede liderar el cambio en México, dicen

Cómo Vamos La Paz optimista por desplastificación; BCS puede liderar el cambio en México, dicen

junio 17, 2019 0 Por Pablo Diestro

¡Únete a nuestro canal de Telegram y entérate antes que nadie de las noticias más destacadas!

Me quiero unir al canal
Invertirás 2 minutos de lectura

La Paz, Baja California Sur.- El mayor reto es hacer el cambio de hábito en la forma que consumimos los productos, porque va a haber mucha resistencia; independientemente que exista un marco legal que favorezca la desplastificación, hay muchas leyes que no se implementan por desconocimiento, falta de interés y/o falta de seguimiento, señaló la directora del observatorio ciudadano Cómo Vamos La Paz, Lucía Frausto Guerrero, al celebrar que el Congreso del Estado aprobara en julio pasado, las reformas a la Ley de Ecología que prohíben la compra, venta, distribución y utilización de artículos elaborados con plástico en las principales cadenas comerciales, centros de autoservicio y comercios de Baja California Sur.

En este sentido, la titular de la organización expuso que BCS puede llegar a posicionarse en México como la primer entidad en tomar acciones ambientalistas positivas que destaquen por la gran responsabilidad que existe para salvaguardar los litorales y, al mismo tiempo, se incentiven a otras ciudades y gobiernos a seguir el mismo ejemplo.

Bolsas de plásticos y popotes tienen sus días contados; el 16 de agosto se prohibe su venta

Asimismo, Frausto Guerrero refirió que el observatorio ha trabajando desde los diagnósticos del consumo del plástico en el estado, hasta los foros y actividades de concientización sobre el impacto negativo que el material genera al ecosistema sudcaliforniano; asimismo, comentó que “todos los empaques y basura plástica que importamos no podemos sacarla; lo más importante es dejar de consumir esto, no en dónde ni qué se va a hacer”.

“Desde el punto el vista del observatorio ciudadano, el reto más grande viene después, es decir, puede haber voluntad política y trabajo en conjunto con organizaciones, pero luego la ciudadanía se opone a cambiar de hábitos; tenemos fuertes hábitos de consumo y movilidad que son negativos para nuestro medio ambiente”, sostuvo.

“Hacer este trabajo de conciencia ciudadana y vínculos con las cadenas, comercios de convivencia, mayoristas y usuarios es parte del trabajo de este observatorio para hacer esta transición, porque hay una economía que va a tener que trasmutar a otra cosa”, agregó.

Finalmente, recordó que, en la actualidad, existen comentarios nacionales e internacionales  positivos respecto a la concientización que el colectivo sudcaliforniano hacia el desuso del plástico en sus diferentes presentaciones: bolsas deplástico, pet, popote, unicel, entre otros.

“Ya tenemos una mayor conciencia que en otros estados no existe; sí, se ha avanzado, es una labor de todos, debemos pasar la voz y que sea orgullo de todos el no consumirlo […] los países que han logrado independizarse del plástico traen en su auto lo que van a necesitar; si van al super, ellos traen sus bolsas de tela; si van a un restaurante, llevan sus tuppers; es únicamente cambiar el chip mental para poder cambiar nuestros hábitos”, concluyó.