ES MI OPINIÓN: SE RESISTÍA EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA A OBSEQUIAR LA ORDEN DE APREHENSIÓN CONTRA EL SIMÓN

agosto 14, 2015 0 Por Pablo Diestro

¡Únete a nuestro canal de Telegram y entérate antes que nadie de las noticias más destacadas!

Me quiero unir al canal
Invertirás 2 minutos de lectura

Por: Max Rodríguez

Como un verdadero triunfo puede considerarse lo alcanzado por la Procuraduría General de Justicia del Estado, al haber logrado la orden de aprehensión en contra de Simón Guillermo Hernández Peña, como presunto responsable de homicidio calificado, a pesar de la resistencia del Tribunal Superior de Justicia, por la terquedad de parte de la juez y con el respaldo absoluto del presidente del poder judicial.
Un triunfo porque a pesar de que se tienen los elementos suficientes, de que la averiguación previa quedó debidamente integrada, el Tribunal superior de justicia, representados por los obstinados juez y presidente rechazaban dar la orden de aprehensión.
Ya de maneras muy extraña había sido puesto en libertad el temible homicida por la juez Palacios, hace un mes precisamente, fue liberado Simón Guillermo sin dar aviso a  las Procuraduría General de Justicia del Estado y fue en horas de la noche.
No se puede aceptar que por más esfuerzos que se hagan por parte de las instancias de la Procuraduría General de Justicia para combatir la violencia en que vivimos, los encargados de la administración de justicia le hagan “al tío lolo” y echen a perder todo ese trabajo.
Pero esto solamente nos  deja ver la gran corrupción que existe en la administración de justicia, en donde ésta sirve a quien tiene más poder y dinero sin importarle al Tribunal Superior lo que le puede suceder a la población al dejar en libertad a terribles criminales, como lo es en este caso concreto a Simón Guillermo Hernández Peña, quien es acusado de homicidio calificado en agravio de quienes se les conoció con los sobrenombres de “El Buena Onda”, “El Charly” y “La Damaris”.
SÍ, es un triunfo de la Procuraduría porque fue la juez la que dejó ir a Simón Guillermo ese 13 de julio, fue ella la que hizo las cosas “en lo oscurito para no encontrar los elementos y procesarlo”, ante lo cual la PGJE no podría hacer nada luego de una fuga protegida por el tribunal superior de justicia.
Hoy ya está dentro de un penal, primero en el CERESO de La Paz y hoy en el de Los Cabos, bien por el personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de los subprocuradores, de los Agentes del Ministerio Público, personal de Servicios Periciales y de quienes integran la dirección de la policía ministerial, su trabajo ha sido fructífero y hoy han sacado de las calles a una lacra, a un criminal despreciable que tenía con miedo a la población.
Ahora, ahora solamente cabe esperar que el tribunal superior de justicia no se doblegue y confirme el auto de formal procesamiento y se llegue a una sentencia definitiva de culpabilidad, el pueblo sudcaliforniano necesita que el poder judicial recupere su honestidad que ha perdido.