INEXISTENTE VIGILANCIA Y PARTICIPACIÓN DE SEGURIDAD PÚBLICA.

agosto 21, 2015 0 Por Pablo Diestro
Invertirás 2 minutos de lectura
La falta de seguridad pública en las calles es lo que ha generado que regrese esta ola de violencia en La Paz,  de nada puede servir el trabajo de la Procuraduría General de Justicia del estado con la detención de los líderes de las células si no hay una real vigilancia, si no hay una verdadera coordinación y, sobre todo, una real participación de la corporación a la que le corresponde hacer valer la seguridad pública en las calles.
Lo ocurrido en la mañana de ayer jueves en el Ejido Chametla nos deja ver la total falta de seguridad en las calles, ya que no puede ser posible que en una zona habitada, a plena luz del día, con la gente asomando por las ventas de su casa, un criminal persiga a un matrimonio con su hijo y lo ataque en la forma más cruel, más feroz que se pueda uno imaginar.
¿Dónde está la coordinación de los cuerpos de seguridad?
¿Qué confianza puede tener la sociedad sudcaliforniana?
La mañana de ayer fue lo peor, causó indignación en esta ciudad y en todo el estado, el suceso de Chametla, fue en verdad uno de los peores ataques del crimen organizado, el automóvil, el Mustang azul quedó prácticamente desbaratado, lo cual significa que recibió una gran cantidad de impactos de bala. Fue atacado brutalmente.
A los criminales ya no les importa si a quien quieren ejecutar viaja solo o si en verdad son de la misma calaña, o si pueden ocasionar el llamado “daño colateral”.
Ayer viajaba un niño de escasos 8 meses de edad en ese auto que fue brutalmente dañado por las balas criminales, afortunadamente el pequeño solamente tuvo lesiones leves y que ahora se encuentra ya fuera de peligro. Si, se salvó milagrosamente, pero ¿ahora cuantos seres estarán expuestos a ser abatidos por esas balas de los asesinos?
La sociedad paceña pide, exige ya, una verdadera  seguridad pública en las calles.
Una comunidad con una amplia población, hasta hace unos meses una zona tranquila de esta capital, hoy es una tragedia vivir en Chametla o en el Centenario.
En lo que va del presente mes de agosto ha habido al menos 13 ejecuciones, principalmente en estas dos zonas de La Paz, así como en Agua Escondida, en Los Olivos, los criminales están actuando con toda libertad precisamente por la falta de seguridad pública en las calles.