León Diguet, el hombre que retrató a la última Guaycura

León Diguet, el hombre que retrató a la última Guaycura

julio 29, 2018 0 Por Sealtiel Enciso Pérez
Invertirás 4 minutos de lectura

Hace unos 10 años, paseando por el hermoso puerto de Loreto, decidí ingresar al edificio de la presidencia municipal. Algo que de inmediato captó mi atención fue un retrato que se encontraba en una de las paredes tras pasar la puerta principal.

Era una ampliación de una fotografía tomada hacía 116 años por un francés de nombre León Diguet, en la que aparecía el rostro de una mujer de avanzada edad. El pié de fotografía decía: “En agosto de 1892, León Diguet tomó una fotografía de María Ignacia Melina (de Loreto) que se decía era de 85 años de edad y una de los últimos cuatro Guaycuras vivos. Su padre había sido mitad Guaycura, y su madre Guaycura de sangre pura”.

El retrato me impresionó de sobremanera, sin embargo, me despertó la curiosidad el tratar de conocer quién fue el señor Diguet y qué fue lo que lo trajo a estas tierras desde su lejana Francia.

Él nació el 25 de julio de 1859, en la ciudad francesa de Le Havre. Realizó sus estudios profesionales como ingeniero químico en su país natal. A la edad de 30 años es contratado por la compañía Rothschild para trabajar en la compañía Minera “El Boleo”, la cual estaba asentada en la península de Baja California, en un lugar llamado Santa Rosalía.

En esta empresa laboró por 3 años y, durante sus horas libres y sus vacaciones, decidió internarse en la península Bajacaliforniana para realizar investigaciones de antropología, geología, zoología, botánica y arqueología.

Tuvo la gran fortuna de contar con un equipo fotográfico con la que captó cientos de paisajes y personajes de nuestra península, inmortalizandolos en varios de los libros que escribió.

Finalizado su contrato con la compañía minera, decide dedicarse a la nueva pasión que recién había descubierto, la de explorador y naturalista; se dedica durante los siguientes años a recolectar especímenes de plantas, huesos y animales para el Museo Nacional de Historia Natural en París.

En el sitio web “aviada.blogspot.com” encontramos la siguiente referencia sobre sus trabajos posteriores: “La reconocida importancia de estas colecciones, llevó al Ministerio francés de Instrucción Pública y el Museo de Historia Natural de París (después del Musée de l’Homme) para patrocinar Diguet en seis posteriores “expediciones científicas” de Baja California, Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, Puebla, Oaxaca y Michoacán entre 1893 y 1914. Diguet realizó muchas publicaciones, entre ellas 15 en Baja California y 10 en la Sierra del Nayar, todas cubren una amplia gama de temas tan diversos como sus colecciones”.

Diguet, dedicó el resto de su vida a realizar una serie de investigaciones y trabajos de exploración en México, que son descritos en Wikipedia.

Como naturalista en México, acumuló una colección ecléctica de insectos, cactus, orquídeas, minerales, crustáceos y otros especímenes. Realizó estudios arqueológicos en la región mixteco – zapoteca y en Ixtlán del Río, así como investigaciones pioneras de los entierros y el arte rupestre en el centro y sur de Baja California.

También llevó a cabo investigaciones históricas sobre la cochinilla, estudió el idioma huichol, analizó los diferentes tipos de agave e investigó las propiedades de la jojoba. En sus viajes, tomó muchas fotografías del país. Los negativos que luego se alojarán en el Musée de l’Homme de París.

El género Diguetia lleva su nombre, y su nombre también se asocia con numerosas especies zoológicas y botánicas, dos ejemplos son: Sceloporus digueti (sinónimo Sceloporus orcutti, lagarto espinoso de granito) y Ferrocactus diguetii (una especie de cactus de barril).

Esta vasta obra la desarrolló durante los 12 últimos años de existencia. Jesús Jáuregui en su libro “La antropología de Diguet sobre el Occidente de México” comenta los siguientes premios y condecoraciones que obtuvo Diguet por sus importantes aportaciones a la cultura mundial, “Desde 1896 fue miembro de la Société des Américanistes de Paris y formó parte de su Consejo a partir de 1909. En 1905 recibió el premio Ducros-Aubert de la Société de Géographie, en 1906 fue promovido como Caballero de la Legión de Honor en su calidad de explorador; ese año le fue otorgada la medalla Geoffroy-Saint-Hilaire de la Société National de Acclimatation y en 1907 fue premiado por la Académie des Inscriptions et Belles-Lettres. Diguet presentó exitosas exposiciones museográficas y fotográficas con materiales que llegaron a formar parte de las colecciones del Musée d’Histoire Naturelle y del Musée d’Ethnographie du Trocadero (después Musée de l’Homme)”.

Algunos de los libros que publicó fueron: “23 phot. Du Mexique (Etats de Jalisco et Sinaloa) en 1892 par Léon Diguet, donateur en 1893″. “Note sur la pictographie de la Basse-Californie”. L’Anthropologie 6: 160-175. 1895. “Rapport sur une mission scientifique dans la Basse-Californie”. Nouvelle Archives des Missions Scientifiques et Littéraires 9: 1-53. 1899. “La sierra du Nayarit et ses indigénes”, 1899. “Les cactacées utiles du Mexique”, publicado póstumamente por André Guillaumin en 1928. “Fotografias del Nayar y de California, 1893-1900”. México: Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos de la Embajada de Francia en México: Instituto Nacional Indigenista, 1991. (Léon Diguet, Jean A Meyer).

El 31 de agosto de 1926, muere en la ciudad de París, Francia, este gran investigador y con él se cierra una de las grandes epopeyas de la investigación etnográfica de la Baja California, la cual quedó documentada en la vasta obra de este persone excepcional.

Bibliografía:
  • La antropología de Diguet sobre el Occidente de México - Jesús Jáuregui
  • wikipedia.org
  • aviada.blogspot
  • navegantecalifonio.blogspot