LOS REPORTEROS NO TENDRÁN ACCESO A INFORMACIÓN RELACIONADA CON HECHOS DE SANGRE

LOS REPORTEROS NO TENDRÁN ACCESO A INFORMACIÓN RELACIONADA CON HECHOS DE SANGRE

enero 5, 2016 1 Por Redacción
Invertirás 2 minutos de lectura

La Paz, BCS 5 de Enero.- Es verdad que hemos tenido que dar marcha atrás en algunas versiones e informaciones sobre los asuntos derivados por las ejecuciones y no es porque nos obligue la autoridad a que tengamos que hacerlo, sencillamente es porque tenemos que buscar en las diferentes fuentes de información o bien entre los mismos testigos y personas que nos dan a conocer los datos, ante la cerrazón de la Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur a proporcionar los datos suficientes para darlo a conocer a la opinión pública.

No se trata de justificar la información que en un principio damos a conocer, pero si al menos, de que quienes nos hacen favor de leer las notas se den cuenta de que nos bloquean todas información oficial, de que se tienen órdenes del mismo Procurador del estado, de cerrar todo indicio de datos que se nos puedan dar a conocer.

Tal es el caso de lo ocurrido el pasado 1 de enero del inicio de año en la colonia Solidaridad Mezquitito, en donde murió un joven de 19 años que recibió varias heridas con arma blanca, suceso del cual la procuraduría dio a conocer vagos datos y sin sentido. Un escueto boletín “desinformativo”.

La Procuraduría General de Justicia habló de una riña provocada por cuatro sujetos en contra de un joven, no obstante los datos que se obtuvieron posteriormente en los trabajos de investigación del reportero, se conoció que los sujetos no llegaron a provocar una riña, sino que llegaron en busca de la dueña de la casa donde vivía “El Milo”, ya que la señora es la que se dedica al narcomenudeo.

Fueron varios sujetos los que llegaron en un Jetta blanco, una Cherokke y una Ranger gris, primero destrozaron los vidrios de tres autos y, quien salió de la casa fue “El Milo”, por lo que a él le toco ser agredido y no la señora.

El asunto es que se manejó como riña, cuando la realidad es que se buscaba a la mujer, era a quien le tocaba ser agredida con arma blanca.

Todos los reporteros que trabajamos la sección policiaca nos enfrentamos a una cerrazón, hay ordenes de que la autoridad no quiere nada con “la prensa”, cero datos, nada de información, nada absolutamente con los medios informativos en cuanto a los hechos de sangre se refiere. Cualquier cosa que suceda será una riña, esa será la información oficial: “muerto por riña”, no habrá ejecuciones, porque esas son las ordenes.

Esa es la causa por la cual en ocasiones nos cambian las versiones y más en la temporada de fin de año en que hubo algunas confusiones debido a los fuegos artificiales que en ocasiones fueron confundidos con disparos de arma de fuego.