NO HABRÁ SERVICIOS PÚBLICOS HASTA TRATAR CON EL GOBERNADOR: OSUNA FRÍAS.

septiembre 17, 2015 0 Por Pablo Diestro
Invertirás 3 minutos de lectura
Por Max Rodríguez
El líder de los burócratas de La Paz, Francisco Javier Osuna Frías,  en una actitud totalmente negativa a la negociación, señaló que no habrá servicios de ninguna especie al público y que no habrá diálogo con el alcalde Francisco Monroy a quien catalogó como el peor de los munícipes en la historia de La Paz, afirmó que el paro continuará hasta que se llegue a platicar con el Gobernador del estado, así como con el secretario general de gobierno, pues de otra manera la paralización se mantendrá.
Los trabajadores municipales están a la espera que Osuna Frías de la orden de tomar las carreteras de Los Planes, San Antonio y Todos Santos,  Ante la incertidumbre de pago, ya que el alcalde Monroy no tiene ninguna credibilidad ante los trabajadores y por ello es que esperan que una comisión de estos sea recibida por el gobernador y el secretario general de gobierno, así como un representante del alcalde electo Armando Martínez.
Osuna Frías expresó que se espera tener una certidumbre del pago, ya que de acuerdo a los bonos, la quincena y otras prestaciones, se tiene una cumulado de 9 millones de pesos, además de la deuda histórica de retenciones que asciende a  57 millones de pesos.
Más de mil trabajadores municipales de todas las áreas se encueran en la explanada del palacio municipal, convocados por Osuna Frías, quien señaló que se tomaron los dos edificios de palacio y que se han paralizado las plantas que suministran energía eléctrica  a los dos edificios. La primera de las plantas que se apartaron fue la de la presidencia y después las de tesorería.
Las puertas de los edificios están cerradas, nadie ingresa pero tampoco hay nadie dentro, se pidió a quienes habían llegado a trabajar a las 08:00 horas, que salieran para cerrar puertas. Solamente el sistema de Agua Potable está laborando para no dejar sin ese servicio a la población.
Hay una clara manifestación de molestia, ya que las trabajadores afirman que los empleados que entraron con Monroy, todos ya recibieron su pago completo, cantidad que asciende a uinos 700 mil pesos, que es el aumento que tuvo la nómina con el alcalde sustituto.
Así es como el Ayuntamiento de La Paz está paralizado, son aproximadamente 1255 trabajadores sindicalizados, pero en total son 4 mil 100 de nómina, en todas las áreas municipales.
Son los trabajadores los que importan, dijo Osuna, ya que sus hijos piden comida y eso es lo que se pretende obtener, el pago quincenal y los bonos.
La situación es tensa, elementos de la policía municipal se encuentran apostados en los alrededores, pero sin intervenir para evitar alguna confrontación.
Hasta el momento no hay conatos de violencia, la toma del edificio ha sido en paz, salvo arengas de los trabajadores en demanda del pago, pero no hay desorden. Al apagar las plantas de energía eléctrica se tomaron medidas para evitar un enfrentamiento con la policía, ya que es lo que menos pretenden los empleados municipales.