La Paz, Baja California Sur.- Ante los efectos negativos en materia económica y laboral que la pandemia por COVID-19 ha dejado en el estado, durante una sesión de trabajo en línea, el gobernador de BCS, Carlos Mendoza Davis, planteó al secretario de Hacienda y Crédito Público se atienda la situación financiera insostenible a la brevedad para hacer frente a la emergencia de salud.

«La situación financiera es insostenible y no puede continuar más. Hoy no es tiempo de politización, sino de colaboración y altura de miras», apuntó el ejecutivo estatal, al manifestar que en la actualidad se resiste un embate pandémico complejo que genera grandes retos para la entidad.

“Nos encontramos en un momento complejo y de grandes retos, pues por un lado se resiente el embate de la pandemia que afecta la salud de miles de familias, además de presionar los sistemas de salud y las finanzas estatales, donde se han utilizado recursos ordinarios para enfrentar este problema extraordinario; por otra parte, se enfrenta la otra emergencia, la económica, misma que afecta la producción, el ingreso y el bienestar tanto de las familias como de las finanzas estatales”, refirió.

Mendoza Davis propuso el establecimiento de un mecanismo para que las entidades puedan acreditar los gastos extraordinarios relacionados con la atención a la pandemia, y de esta forma puedan ser resarcidos, además de encontrar o establecer soluciones permitan enfrentar la contingencia a través de dos rutas simultáneas: apegarse al espíritu de la constitución, al federalismo y la responsabilidad política para atender a las familias y anteponer su bienestar a cualquier otro interés; y trabajar con civilidad, creatividad y generosidad para servir al país en momentos de gran tensión social.

Asimismo, como tercer punto, el primer mandatario señaló que “si bien los estados enfrentan una fuerte crisis financiera, los municipios no viven una realidad distinta; donde sin apoyos adicionales de la Federación, son los gobiernos estatales los que tienen que apoyar con recursos para que puedan cumplir con su obligación más elemental, que deberá ser tomado en cuenta en caso de no haberse hecho”.

Finalmente, el primer mandatario sostuvo que existe una preocupación por el retraso en la dotación de recursos para diversos fondos y programas o bien, la cancelación de manera unilateral de otros, antes y durante la pandemia, mismos que han venido a mermar las finanzas y el desarrollo, como escuelas al cien, fondo de concurrencia y el servicio nacional de empleo, entre otros.

- Publicidad -
loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here