PRI BCS: sin liderazgos políticos

PRI BCS: sin liderazgos políticos

julio 16, 2018 0 Por Eliseo Zuloaga Canchola
Invertirás 2 minutos de lectura
  • Interminable lucha intestinal.
  • Barroso, Ponce e Isaías.
  • Valdivia, a esperar tiempos mejores.

Luego del resultado del primero de julio pasado, tanto a nivel nacional como en Baja California Sur, el Partido Revolucionario Institucional vuelve a ser víctima de sus propios errores y de los decadentes liderazgos políticos que se enfrentan entre sí antes y durante los procesos electorales.

Prácticamente ha quedado en el sótano político, la militancia también le dio la espalda al PRI, harta de ver como las cabezas de grupo han sido los únicos beneficiarios del poder: acumulando fortunas y los espacios políticos para familiares y amigos cercanos.

De eso se cansó la militancia que ha esperado durante casi veinte años la oportunidad de recuperar los espacios perdidos en 1999. Han surgido desde entonces figuras que únicamente han sacado provecho de sus supuestos liderazgos: Isaías González Cuevas, quien ha sido diputado federal, luego senador de la República y otra vez diputado federal, utilizando una supuesta bolsa electoral de 4.2 millones de votos en todo el país afiliados a la CROC, de los cuales poco más de 90 mil laboran en hoteles y restaurantes de la entidad, mismos que al parecer no votaron por el PRI en este último proceso electoral.

Y otro de los liderazgos que surgió y falló lo fue Ricardo Barroso Agramont: dos veces candidato a gobernador y Senador de la República. Las campañas políticas en las que participó le permitieron acumular cierta fortuna, y aprovechó su posición en el Senado en el mismo sentido.

Barroso se enfrascó en disputas internas con Isaías González Cuevas y Esthela Ponce Beltrán. Fue parte del divisionismo que ha llevado al PRI a la debacle.

En esta última elección todavía enlistó a su hermano Pedro Barroso Agramont a la plantilla edilicia de Pepe Hevia en La Paz, y al consumarse la derrota y no verse favorecido y resolver el Instituto Estatal Electoral no otorgarle una regiduria, inicia pelea jurídica para que le sea adjudicada.

Era el último reducto de poder que tendría Ricardo Barroso Agramont, quien aprovechó su incursión en la política para hacer negocios y acumular fortuna, no para servirle a los ciudadanos y haber hecho crecer al PRI, desaprovechó esa oportunidad.

Esos pleitos internos entre Isaías González Cuevas, Esthela Ponce Beltrán y Ricardo Barroso Agramont, durante los últimos diez años, le quitaron al PRI la oportunidad de resurgir o, al menos, estar en condiciones de recuperar algunos espacios.

Y de paso le cerraron la oportunidad a un nuevo liderazgo que empezaba a construirse al interior del PRI con Juan Alberto Valdivia Alvarado, quien sucumbió en la pasada elección federal.

La ciudadanía y la militancia del PRI se cansó, se hartó de ese juego interno que solo beneficiaba a las cabezas de grupo.

Tal vez deberán pasar varios años más para que el Partido Revolucionario Institucional vuelva a estar en niveles de competencia electoral.

Habrá que esperar entonces que surjan nuevos liderazgos políticos. Solo hasta entonces.

A granel…

Esta tarde se contempla la reunión de Carlos Mendoza Davis con los nuevos legisladores locales y federales, y alcaldes electos, encabezados por Víctor Manuel Castro Cosío. Se espera reunión de respeto y civilidad política, donde se abordarán temas interesantes… Regresa Marco Puppo a su curul en el congreso del estado. Tal vez los demás diputados que también buscaron reelegirse lo hagan. La opinión generalizada es para qué volver?, deberían darle oportunidad a los suplentes terminar la legislaturas…