SECRETARÍA DE EDUCACIÓN RECIBIRÁ 700 MDP EN LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS

octubre 27, 2015 0 Por Pablo Diestro
Invertirás 2 minutos de lectura

Gracias al Programa de Bonos para Infraestructura Educativa que fue signado recientemente por el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis en la reunión de CONAGO, Baja California Sur podrá  ejercer en los próximos tres años, alrededor de  700 millones de pesos, para construcción y mejoramiento de espacios de enseñanza señaló el titular de la Secretaria de Educación, Héctor Jiménez Márquez.
Destacó que a través de la estrategia de los bonos se podrá  remodelar edificios, construir aulas para USAER, laboratorios y se trabajará intensamente en la reparación o renovación de sistema eléctrico de las escuelas,  que este año causó  problemas en algunos planteles de la entidad  debido a que el cableado  no soporta la carga que requiere la  instalación de equipos de aire acondicionado. 
Jiménez Márquez señaló que  este apoyo se podrá utilizar a partir de este ciclo escolar gracias  a la firma del convenio de colaboración de certificación de infraestructura educativa, que se realizó recientemente en el Estado de Morelos con la asistencia de los gobernadores del país y del Presidente Peña Nieto.
Expresó que los bonos  son  certificados bursátiles fiduciarios que se listarán en la Bolsa Mexicana de Valores y que tendrán un prospecto que deberá ser autorizado por la CNBV y que tendrán como fuente de pago un recurso etiquetado que es parte del presupuesto y que está destinado a la infraestructura educativa.
Indicó que como lo anunciaron en su momento las autoridades del Gobierno Federal,  los bonos parten de un programa que ha hecho la Secretaría de Educación Pública (SEP), donde se hizo un análisis a las condiciones de las escuelas de todo el país, en todos los niveles, encontrándose escuelas con mayor carencia en términos de infraestructura.
Dijo que  estos apoyos se podrán invertir en mejorar las condiciones de más de 100 planteles que requieren ser reconstruidos, ya que por sus características, principalmente por su antigüedad  ya no responden  a los requerimientos de los edificios actuales, principalmente en lo que se refiere a las instalaciones eléctricas.