Tiene BCS una capacidad reforzada para realizar cateterismos de corazón

Tiene BCS una capacidad reforzada para realizar cateterismos de corazón

julio 18, 2018 0 Por Redacción
Invertirás 2 minutos de lectura

La infraestructura y plantilla médica reforzada que tiene el Hospital Salvatierra para la atención de cardiopatías hoy no solo está al alcance de los beneficiarios del Seguro Popular, sino que está disponible para derechohabientes de IMSS e ISSSTE mediante el intercambio de servicios que la administración del gobernador Carlos Mendoza ha priorizado para que todos los sudcalifornianos tengan acceso a servicios de salud oportunos y de calidad, así lo informó el director de Planeación y Desarrollo de la Secretaría de Salud en el estado, Heriberto Soto Haro durante un encuentro que se desarrolló con autoridades del sector y con directores de hospitales de toda la geografía estatal.

En esta reunión indicó que durante la actual administración se han realizado 535 cateterismos cardiacos en el Hospital Juan María de Salvatierra, de los cuales 206 son derechohabientes de ISSSTE, 167 de IMSS y el resto del Seguro Popular, con lo que se evitaron gastos de bolsillo a las familias y su traslado para recibir atención fuera del estado.

El funcionario estatal explicó que hace algunos años tenían que desplazarse a hospitales de otras entidades federativas aquellos sudcalifornianos que necesitaban un cateterismo para diagnosticar o corregir algún bloqueo arterial u otras afectaciones cardiacas, pero el intercambio de servicios de salud ha permitido que las instituciones médicas se complementen para evitar el desplazamiento de sus pacientes.

Durante esta reunión, en la que participaron de manera satelital los directores y administradores de hospitales de Guerrero Negro, Santa Rosalía, Ciudad Constitución, La Paz, San José del Cabo y Cabo San Lucas, se informó que como parte de este esquema de colaboración se han realizado 18 traslados de pacientes del IMSS y siete del ISSSTE en la ambulancia aérea. Se enfatizó que de 2012 a 2017, este intercambio de servicios dio oportunidad de realizar 67 mil intervenciones de salud a sudcalifornianos, quienes de otro modo hubieran tenido que movilizarse a otras partes del país para recibir la atención médica que requerían.